viernes, 4 de agosto de 2017

Volviendo a Pulp Fiction (por Rafael Tejerina)

Muy buenas a todos

Hoy volvemos a tener la colaboración especial, de un buen compadre, y genial bloguero al que os vuelvo a invitar a leer su blog dacosica, donde suele publicar con mas frecuencia que este servidor, jeje........Espero os guste

"Volviendo a Pulp Fiction"

Cartel de la película
Han pasado ya veintitrés años de la victoria de Pulp Fiction (Quentin Tarantino) en el Festival de Cannes y se acaba de reestrenar en varios cines de toda España motivo, tan bueno como cualquier otro, por el que nos acercamos a valorar su importancia (que no su valor cinematográfico) como fenómeno que ha trascendido el propio cine para pasar a formar parte de la cultura popular.

Primero de todo no quiero dejar pasar la ocasión de recordar la sensación que me dejó el film en el ya lejano otoño de 1994, cuando la vi por primera vez. Tenía (y conmigo los que la vimos) la sensación de haber visto algo diferente, algo distinto, un film que no podía entenderse como una película “normal”. Esto sucede con muchas películas que luego acaban cayendo en el olvido tras el primer e impactante visionado, productos que no son más que algo “de moda”. No es el caso de “Pulp Fiction”, la cual ha sobrevivido al paso del tiempo tan bien que cada año su fama crece, su leyenda se engrandece e influye en otras artes, en el habla popular (algún diálogo ha pasado a formar parte de mi vocabulario habitual) y por supuesto en la estética aunque de eso hablaremos más tarde. 

Las nuevas generaciones

Más allá del lógico interés pecuniario que hay detrás del reestreno, el éxito que hemos llamado “popular” del film ha provocado que exista una demanda por parte de toda una nueva generación de jóvenes por verla en pantalla grande y participar del fenómeno ya que, en algún caso, ni habían nacido en el momento de su estreno. 

Es evidente que es un ejercicio de nostalgia y que los espectadores potenciales son ya gente cerca o por encima de los cuarenta empero el cine de Tarantino en general, y “Pulp Fiction” en particular, ya forman parte del imaginario colectivo de generaciones más jóvenes, que quizá descubrieron al director de “Reservoir dogs” (1992) en el díptico de “Kill Bill” (2003-2004) o en “Malditos bastardos” (2009).

Pocos films se reestrenan hoy, en los tiempos del DVD, la televisión a la carta e internet. Incluso en la época dorada del reestreno nada más que clásicos Disney o films del calibre de “Lo que el viento se llevó”, “Doctor Zhivago” o “2001” (1968, Stanley Kubrick) disfrutaron de ese privilegio, es evidente que algo tendrá el agua cuando la bendicen. 

Vicent Vega y Julius Winnfield
Fenómeno cinematográfico

En cine cuando una fórmula tiene éxito se repite hasta la náusea. Así tuvieron su momento las películas “de romanos”, el “spaghetti western”, la comedia juvenil, el de artes marciales… pero también un cine más allá de géneros como el “arte y ensayo”, el “dogma” (¡que requería de diploma!) o el cine en 3-D. Pues bien, el cineasta de Tennessee coge todo tipo de influencias que van de las más “artísticas” con Godard1 hasta el cine negro de serie “B” (“Código del hampa” de Don Siegel); desde la comedia bárbara hasta el romanticismo más elegante (la historia “Vincent Vega y la esposa de Marsellus Wallace”) todo ello con una buena ración de cultura pop, series de la TV2, con una gran presencia de la música, un lenguaje vulgar (pero ingenioso), cinefilia (escena del restaurante) y con un ritmo particular: cuando menos se lo espera el espectador surge un momento de tensión e incertidumbre. Además, es indudable la influencia del cómic y, como advierte el mensaje del comienzo, la literatura pulp, no sólo en la utilización de personajes arquetípicos sino también en la pura estética: la fotografía de colores saturados, intensos, sin matices, nos recuerda al tebeo más clásico y a las novelas baratas. 

Pero estábamos hablando de fórmulas y desde la fecha de su estreno, hasta casi hoy día, hay una enorme cantidad de películas y series que se ven influenciadas por ella, bien por su tratamiento de la violencia, bien por su estructura formal o simplemente su estética (de la que luego hablaremos). El listado, sin ser muy exhaustivo, estaría formado por: “Snatch. Cerdos y diamantes” (2000, Guy Richie), “Rock’n Rolla” (2008, ídem), “Crimen organizado” (2004, Mathew Vaughn), “Cómo conquistar Hollywood”3 (1995, Barry Sonnefeld), “Be cool” (2005, ídem), “Tú asesina que nosotras limpiamos la sangre” (1996, Reb Braddock), “Very bad things” (1998, Peter Berg) y en lo televisivo la serie “Breaking bad”.

Influencia estética y legado formal

La estética, tan importante en la llamada sociedad “del espectáculo”4, es lo que más está durando en el tiempo. El peinado de Mia Wallace, un corte de cabello liso, muy pulido a la altura del mentón, negro oscuro y flequillo recto encima de las cejas se ve hoy día con mucha frecuencia. Y qué decir de su sencillo y elegante Chanel, traje negro con camisa blanca, que el propio Tarantino utilizaría en la siguiente “Jackie Brown” (1998). 

En lo que se refiere a los hombres quizá no tuvo tanta influencia, pero la variedad de cortes de pelo, peinados, tatuajes, trajes, ropa informal, deportiva…habla de lo heterogéneo que era (es) el estilo en el vestir el hombre contemporáneo. 

Quentin Tarantino en acción
Pero también está la estética de los escenarios, bien sean restaurantes (Jack Rabbit the Slim), pisos, casas de lujo (decoradas con obras de arte pop), negocios con trastiendas infernales, bares, cafeterías y hasta un desguace. Todo sigue ahí hoy día, con los lógicos cambios por los avances tecnológicos (aunque esta es una de las primeras películas que avanza la importancia del teléfono móvil), con las televisiones de tubo y la gente fumando en los restaurantes, sin embargo la esencia se mantiene: la vida urbana sigue teniendo los mismos escenarios con la salvedad de que los centros de trabajo aunque esto es del todo lógico pues son gánsteres y personas de baja extracción social los que habitan la narración circular diseñada por Tarantino y Roger Avary. 

Una última reflexión a este respecto. Llama la atención, en todas las películas de Tarantino ambientadas en nuestra época, el que los personajes tengan aprecio por la música reproducida en algún aparato que, ya en la época de estreno del film, resultaran anticuados. En “Pulp Fiction” es el magnetófono de Mia de donde sale la canción “Girl, you´ll be a woman soon” pero también las casetes de Max Cherry o los vinilos de la protagonista de “Jackie Brown”. Hoy día el vinilo no sólo no ha muerto sino que goza de buena salud, ¿Se anticipó Tarantino al vintage? 

Apoteosis postmoderna

Llegados a este punto cabe llegar a la conclusión de que “Pulp Fiction” es la película que mejor muestra el fenómeno llamado postmodernidad, de tal forma que lo hace tan bien que da igual que sea una película: si fuera un cuadro, un cómic o una serie de TV, el film de Tarantino sería talmente la demostración definitiva de que ya no se puede ir más allá, se ha rebasado la “modernidad”, no cabe la opción de ser original ni de inventar nada pues sólo existe el reciclaje/imitación/homenaje/copia (táchese el que no proceda) y, por eso mismo, es la obra maestra de una opción estética, cultural y social que se ha impuesto en nuestra sociedad no sólo en el mundo del espectáculo, sino también en los negocios, en la política, en el periodismo, etc.

No por casualidad es un film rodado en la última década del siglo pasado. Quizá, y con esto puedo estar exagerando, el cine que fue uno de los inventos más influyentes en el S. XX (junto con el automóvil y la TV) ha tocado techo y sólo queda esperar su declive. 

En lo que llevamos de S XXI se han rodado excelentes películas, algunas muy originales y modernas (dicho sin tono peyorativo) pero seguimos a la espera de ese “El Padrino” de los 70, ese “Blade Runner” de los 80 o la ya mencionada “Pulp Fiction” de los 90 que nos diga algo de lo que somos y además sea un vestigio para nuestros descendientes de cómo era el mundo en que vivíamos. Como decía Ridley Scott de su famosa película “Blade Runner empezó siendo un film que hablaba del futuro, para luego describirnos el presente y finalmente decirnos cómo era el pasado”. No creo que exista una mejor definición para describir lo que es “Blade Runner” y que se acerque tanto a describir “Pulp Fiction”.




Notas:

(1) Jean-Luc Godard es uno de sus directores favoritos, hasta tal punto que llamó a su productora como el título de una de las películas de éste: “Banda aparte”.

(2) Series más conocidas en EE.UU. que en Europa como es Green Acres (el adorable cerdo Arnold) o Fonzie, personaje de la sitcom Happy days. Dos referencias del perosnaje de Jules, magníficamente interpretado por Samuel L. Jackson.

(3) Basada en la novela de Elmore Leonard autor del que adaptaría a continuación su novela Rum Punch (Ediciones B, 1992) con el título de “Jackie Brown”.

(4) La sociedad del espectáculo (9ª ed, editorial Pre-textos) de Guy Debord y su frase premonitoria “Todo lo que una vez fue vivido directamente se ha convertido en una mera representación".


miércoles, 28 de junio de 2017

Subiendo la adrenalina con Ricky Martín (por Beatriz Tomillo)

Entradas del concierto
Muy buenas

Hoy tenemos una colaboración especial, de parte de Beatriz Tomillo como buena fan de Ricky Martín, que disfruto de lo lindo el viernes 2 de junio al compás de las canciones del puertorriqueño.


Subiendo la adrenalina con Ricky Martín


Ya lo avisaba en entrevistas "que vengan cómodos que lo vamos a pasar muy bien"!!! 

A pie de escenario
El viernes 2 de junio pude comprobar en directo, junto con el resto de la pandilla y unas 5.000 personas, como una de las estrellas latinas derrocho energía y carisma. Y el que avisa no es traidor. Ricky Martín conquistó al público vallisoletano que llenó el patio central de la Feria de Valladolid, en su única cita en Castilla y León. La verdad que tenía dudas sobre el sitio donde se iba a celebrar el concierto, el cual no lo consideraba "idóneo" para su figura (que menos que el estadio de fútbol o la plaza de toros), pero la verdad que al final se apaño bastante bien. Puede que en esos lugares no se llenara, como ha realizado una gira tan intensiva por las capitales de España.... A lo mejor también se pensó en que cuando nos visitaron grandes artistas solo se lleno el estadio con el Boss Bruce Springsteen, el primer Latino y el fallido concierto de los Rolling Stones (que no volvieron....), mientras que Depeche Mode, Michael Jackson, Luis Miguel, Julio Iglesias, Sting, y otros más no hubo avalancha de personal.......Nos falta un plus para ser ciudad de conciertos de grandes artistas, a ver si poco a poco lo conseguimos....   

De traje de inicio
Con falda 
Así que con la lluvia suave que empezó a caer y con 15 minutos de retraso sobre el horario previsto comenzó el concierto. El personal atronó en gritos y decibelios cuando hizo acto de presencia Ricky, elegantemente vestido con un traje negro, con cuatro chicos y chicas muy guapos que no paraban de bailar, dando paso a la primera parte del evento. Del tirón cantó las canciones anglosajonas: ‘Mr. Put ir Down’, ‘This is Good’, ‘Drop it on Me’ y ‘Shake Your Bon-Bon’. Fue en la quinta canción, ya en español, cuando las más de 5.000 personas allí presentes enloquecieron con ‘Adrenalina’. Tras el primer subidón de la noche, se produjo el primer contacto con el público: «Aquí llueva, truene o haya relámpagos, hay show. Aquí hay fiesta», un respiro para sus fans con un viaje a 2003 y la canción ‘Tal vez’. Lo justo para coger aliento e ir más atrás en el tiempo, a 1999, con ‘Livin’ la vida loca’, lo cual desato de nuevo al personal, con un nuevo subidón del público.

Cantando baladas
Todo lo anterior realizando cambios de vestuario cada tres o cuatro canciones. Así apostó por una falda negra para cantar ‘It’s alright’, lo cual, no se sabe si por el atuendo, la coreografía o el tema que allí sonaba, que el fervor volvió a subir en el patio central de la Feria vallisoletana. Le siguió el pegadizo ‘She bangs’, para posteriormente bajar el ritmo, dando paso a la crítica social con ‘Asignatura pendiente’, y con el Ricky más romántico dio paso a su repertorio mas pausado con ‘Disparo al corazón’, "Vuelve", "Adios" y ‘Tú recuerdo’, que tuvo como regalo del público en cada canción un continuo «ese Ricky, ese Ricky, eh».

Despedida final
Por la mitad del concierto el cantante de Puerto Rico recordó sus inicios en España (1995) cantando la canción ‘Te extraño, te olvido, te amo’ que solamente entona en las ciudades españolas durante esta gira. Pero también rápidamente animó a la gente con su último tema junto a Maluma, ‘Vente pa´ca’, que volvió a encender al público. Después empezó a tirar de su exitoso repertorio volviendo a los años 90 y 2000 con ‘Lola, Lola’, dio un pasito 'pa'lante' con ‘María’ y se movió ‘Por arriba, por abajo’. Ni que decir tiene que todo el público saco todo el alma cantándolas y sobre todo con un duelo entre la parte derecha e izquierda del público que Ricky Martín como maestro de ceremonias y juez único estimulaba, dando su veredicto (a ver la zona derecha, mejor la izquierda, no os oigo, todos juntos ahora,....) Tras una breve despedida, apagado de luces y vuelta del backstage (esto no se había terminado, la conclusión se veía venir, tristemente.... Para ese momento Martín nos tenía reservado la clásica ‘Pégate’, el hit "La copa de la vida’ que volvió a mover al personal y su conocida ‘Mordidita’, que tras mencionar a todas las banderas presentes en el concierto, multitud de banderas del mundo, lo dedicó especialmente a Venezuela, para que pronto terminen los problemas que existen en dicho país. Fue la canción con la que terminó el concierto y con la que se despidió de la multitud, dejando que sus bailarines y orquesta se despidieran a continuación.

Un buen concierto tras casi dos horas, que la verdad me supo a poco. A ver si vuelve pronto Ricky Martín por esta plaza o bien se animan otras figuras latinas como Chayanne, Marc Antony, ..... por pedir ¿no?, jeje




El setlist del concierto:

1. Mr. Put It Down

2. This Is Good

3. Drop It on Me

4. Shake Your Bon-Bon

5. Adrenalina

6. Tal vez

7. Livin' la Vida Loca

8. It's Alright

9. She bangs

10. Asignatura pendiente

11. Disparo al corazón

12. Vuelve

13. Adiós

14. Tu recuerdo

15. Te extraño, te olvido, te amo

16. Vente pa' ca

17. Lola, Lola

18. María

19. Por arriba, por abajo

20. Pégate

21. The Cup of Life

22. La mordidita

miércoles, 24 de mayo de 2017

Veinticinco años de la Expo 92 de Sevilla....

Expo 92 Sevilla con Curro
Muy buenas a todos

Estos días pasados he visto varios homenajes y noticias que contaban que ya hacía 25 años que se celebro la Exposición Universal de Sevilla, allá por el año 1992, un acontecimiento mundial que junto a las Olimpiadas de Barcelona ese mismo año nos puso en "el candelero" como diría cualquier famosillo, siendo el objeto de la mirada del mundo en aquel momento. Vamos que en aquel año 1992 cualquier español podíamos gritar eso que decía Leonardo di Caprio en la proa del Titanic, "soy el rey del mundo", lo que pasa que no contábamos o pensábamos que también se nos hundiría el barco después.........buena crisis hubo en los años siguientes....    

Mirando las imágenes y lo que nos cuentan, uno hecha la mirada atrás y siente cierta añoranza por todo lo que vivió en aquellos días y que sirven de cierta reflexión para el presente, ya que veo que se vuelven a cometer los mismos errores y se caen en los mismos problemas con el paso de los años. El problema es que no aprendemos de nuestros errores, y parece que nos encanta volver a hacerlos....

¿Por que digo eso? Aquí el escribiente puede afirmar lo anterior, porque fue uno de los afortunados que pueden decir que conoció la Exposición Universal de Sevilla antes, durante y después.

Carnet y gafas 3D
Antes, ya que allá por el año 1991 (si no me acuerdo mal) nos indicaron los profesores del colegio Lourdes que el que quisiera podía apuntarse a una excursión a conocer Sevilla y como iban las obras de la Expo. Ni que decir tiene que la mayoría se apunto, llenando un tren que partió una tarde noche camino a Sevilla (no existía todavía el AVE), donde pasamos el día recorriendola y conociendo donde iba a ser la Expo, con vuelta por la noche a Valladolid, a descansar después de tal paliza.....Los recuerdos que tengo es de: una noche de jarana brutal a la ida (guerra de almohadas, cartas, etc...,  con niños de 14-15 años que hacían su primera gran excursión con el cole y no tuvimos ninguna más así......); con llegada a hispalis donde hacia un calor tremendo (y eso que era abril.....); nos enseñaron la bella ciudad rápido y con el tiempo justo, con la Plaza de España sobre todo y un crucero por el río Guadalquivir; para terminar comiendo unos macarrones con chorizo (buenísimos....) en una carpa en las obras de la Expo; donde después nos enseñaron en bus como iban las mismas, con muchas gruas, obreros y cemento; nos enseñaron una maqueta de como iba a quedar todo; vimos a Curro a lo lejos y salimos corriendo todos a saludarle; tuvimos una proyección en un cine 3D de Fujitsu de como iba a ser todo el evento; conocimos el Monasterio de la Cartuja; y tras los agradecimientos correspondientes nos volvieron a meter al tren y para casa, sin que se oyera ni un ruido en toda la noche del cansancio que se traía y en mi caso con un buen catarro con el contraste del frío-calor.....Ya veis que todo muy rápido y cronometrado......Desgraciadamente no puedo enseñaros fotos porque en aquella época eran cámaras de carrete y este imberbe fotógrafo se le ocurrió abrir la cámara y velar el carrete con todas las fotos.....(es que no sabía si quedaban fotos en la cámara....jeje). Lo bueno es que nos dieron el carnet de amigo de la Expo 92 y sobre todo inocularon el virus de impresionarnos sobre lo que iba a ser dicho evento, lo que nos pico a querer ver como acabaría todo ello, cosa que transmitimos a nuestros padres, familiares, amigos y conocidos a la vuelta y que por lo tanto sirvió para muchos planificaran las vacaciones del año siguiente......jeje.

Entradas de la Expo 92
Pasaporte y nombre en arabe
Durante, tuve la gran suerte de que la empresa donde trabajaba mi padre (Retevisión) tenia un pabellón en la Expo, así que como la misma empresa puso facilidades a sus empleados para poder acudir con alojamiento en la ciudad de Sevilla y ver dicha exposición, planificamos las vacaciones y conseguimos un hueco a finales del mes de septiembre, pensando en que haría menos calor, pero no fue así ya que la caló nos esperaba en toda su plenitud. Menos mal que el apartamento tenia aire acondicionado y estábamos muy cerca del recinto de la Expo. Nos regalaron un pase para un día y sacamos entradas para otro, así que nos pusimos todo lo cómodos que pudimos, con la mochila a las espaldas y con toda la calor mundial nos recorrimos todo aquel mágico y enorme recinto, tratando de entrar y conocer lo máximo posible, teniendo en cuenta las enormes colas que existían en los pabellones más importantes y característicos. Mi hermano y yo cogimos un pasaporte de la exposición, por lo que el reto que nos esperaba en esos dos días era conseguir el mayor numero de pabellones, o bien coger los más importantes y comentados por el público, para poder fardar bien ante los amigos y compañeros de clase a la vuelta del viaje. Mis recuerdos de aquella exposición era una gran recinto, con mucho colorido y cosas que probar y disfrutar, con ese moderno monorail, el teleférico o la torre con unas buenas vistas, los pabellones exoticos como Japón, Marruecos, Egipto, China, Alemania, España, etc.... donde te enseñaban cosas que utilizamos hoy en día como las cámaras digitales, el 3D, autobuses ecológicos, etc, los desfiles que iban por las calles con distintos tipos de músicas y espectáculos, pasar el mayor rato posible en la Plaza Europa con la bola enorme que echaba chorros de agua y creaba humedad entre tanto calor, subirse a las Carabelas con las que se descubrio América, cenar muchas especialidades culinarias extranjeras y terminar en el espectáculo de luz, hologramas y fuegos artificiales que se hacían todas las noches......Una buena paliza pero que recuerdo con una gran sonrisa, ya que estaba en un sitio único que recuerdo con añoranza    

Vista panorámica
Monorail y bioesfera
Vista nocturna
Después, por casualidades de la vida, la misma empresa que os conté antes, le pidió a mi padre que se fuera a Andalucía en el año 2000, estando en la misma dos años, y ¿adivinan donde tenían las oficinas? Si señor en la zona donde estuvo la Expo. Y cuando fui a visitarlo, se me cayo el mundo...... Habían utilizado una zona donde estaban los edificios administrativos para intentar crear un polígono tecnológico con un montón de empresas, y un par de edificios de la zona al lado del Monasterio de la Cartuja se habían convertido a edificios de la Junta de Andalucia. Se creo un parque temático de atracciones en la zona al lado del lago, Isla Mágica, que trato de aprovechar los pabellones que existían y la infraestructura creada, el cual ha sobrevivido con el paso de los años, aunque no ha llegado a la expectativas que se esperaba. ¿Y todo lo demás? Pues lo cerraron todo y lo dejaron abandonado.......Se desmonto el monorail, el teleférico, se abandono la estación del AVE que se hizo en el parque y muchas de las atracciones que se crearon, todas ellas almacenadas cogiendo polvo, mugre, recibiendo actos vandálicos y quedando finalmente para la chatarra. Se cerraron zonas de paseo y no se hizo nada con pabellones cerrados, que se cayeron a cachos y con los jardines que crecieron y conquistaron todo. Parecía una zona fantasma, dejada al olvido, como si molestara y lo hubiéramos guardado en el trastero.......Todo aquello que vi con luz y colores ya no existía, y se en vez de buscar algun cometido o destino para poder aprovecharlo, se prefería dejarlo a la intemperie.......como si hubiera existido un holocausto nuclear o una amenaza zombi y todo el mundo hubiera huido....... Desolador......Por lo menos trajo el AVE, unas buenas rondas y puentes en Sevilla y alguna carretera que con el tiempo hubo que rehacer, porque se hizo con prisas o lo hizo Pepe Gotera y Otilio (Despeñaperros hasta hace poco, o la autovia que va de Sevilla a Granada....), pero la fama que podría haber obtenido la ciudad y que podría haberse desarrollado en aquella zona se perdió por la codicia y una falta de previsión bestial..........Un buen agujero económico que nos toco pagar a todos y que todavía estamos arrastrando.....Una pena la verdad.  

Pabellón de los descubrimientos
Torre y pabellón de los descubrimientos
Como veis soy muy critico, pero si sirve de disculpa, pensad que yo lo he visto cuando lo construyeron y lo he disfrutado en su máximo esplendor, con lo que verlo totalmente desguazado y dejado al polvo y tiempo me lleva a una sensación de tristeza e impotencia. Vamos que me enerva y mucho....

Monorail apilado
A mayores os puedo contar que he tenido la suerte de estar en otros eventos muy parecidos y se ven contrastes. En la Exposición Internacional de Lisboa en 1998 donde tras terminar se continuó con el Oceanario (el mayor acuario de Europa) y una zona de la Expo como zona de ocio, con los principales pabellones, Parque de las Naciones se llama,  que posteriormente ha sido potenciada con la creación de una zona comercial, de festivales y exposiciones y de edificios oficiales que han dado sentido a toda la obra realizada, siendo uno de los sitios donde les encanta a los lisboetas ir, (doy fe de ello ya que hace un par de años pasee por aquella zona). Por otro lado en la Exposición Internacional de Zaragoza en 2008, donde se utilizo la mayoría de los pabellones temporales o reutilizables (caso de la Cúpula del Milenio de Valladolid) y se trato de minimizar todas las inversiones, pero aun así se dejo un agujero enorme económico (unos 250 millones) y unos edificios emblemáticos que poco se han utilizado para lo que se tenia previsto, sino por lo que leo todo lo contrario, están cerrados y cayéndose a cachos......vamos que se repite de nuevo la historia. 

Las cabinas guardadas
La reflexión final viendo las imágenes que salen estos días, es que en vez de aprender de nuestros errores y planificar estos eventos, u obras o fastos, de tal manera que para un futuro saber utilizar toda la inversión que se realiza, esto no ocurre y muchas veces se abandonan y dejan al destino e intemperie las mismas, con lo cual seguimos gastando por encima de nuestras posibilidades y sin un propósito beneficioso y duradero.... Cosa que en otros países parece que se sabe hacer mejor, o simplemente planificarlo con un buen sentido de futuro.........

Sera nuestro sino.........

Un saludo

martes, 14 de marzo de 2017

Los dos Sergios (por Rafael Tejerina)

Muy buenas a todos

Hoy volvemos a tener la colaboración especial, de un buen compadre, y genial blogista al que os vuelvo a invitar a leer su blog dacosica, donde suele publicar con mas frecuencia que este servidor, jeje.....e incluso se ha animado a escribir un libro "La crisis económica según Hollywood" que esta genial y os lo recomiendo......(a mi de momento no me dado esa vena pero no lo descarto jeje...). Espero os guste

"Los dos Sergios" 

No has ganado hasta que yo diga que has ganado
En las últimas semanas, el Real Madrid tanto de baloncesto como de fútbol nos tiene a los aficionados en una montaña rusa de emociones con final feliz, cual masaje erótico, pero que a los que sufrimos con nuestros colores nos resta meses de vida.

Enganchados al talento de los dos sergios, Llull y Ramos, el Madrid sobrevive entre victorias agónicas, triunfos sobre la bocina y éxtasis en el tiempo de descuento...sin embargo cabe preguntarse ¿por cuánto tiempo? ¿Es el tormento y éxtasis el sino del Madrid? ¿Son vagos o guerreros que nunca se rinden?

Miremos a los banquillos, Pablo Laso por ejemplo ha hecho un equipo invencible, que recuerda al de las mejores épocas con Ferrándiz y Sáinz mas, ¿se podría ganar más? No veo, y ahora trato de contestar, lógico estar al límite de eliminación contra el Andorra en cuartos de final de la Copa del Rey (prórroga y polémica incluidas) aunque sí es más normal sufrir contra Baskonia en su casa (cómo debieron sufrir con la derrota, ¡qué pena!) o contra el Valencia. Creo que uno de los pocos cometidos de un buen coach cuando tiene un plantillón como es el caso es que no se "relajen" y ahí mal. Pero los números cantas: tres Copas del Rey seguidas, tres de las cuatro últimas Ligas, una Euroliga...en fin que poco se le puede discutir, aunque todo buen madridista siempre quiere lo máximo.

Por el otro lado, Zinedine Zidane (ZZ), el genio autista que parece tenerlo todo controlado viviendo sobre el alambre, será su flor, su talento o el de su ayudante en jugadas de estrategia, pero de momento cae de pie. No obstante la relajación, nos costó la Copa, prevé un Champions y un final de Liga movidito cuando los rivales difíciles lleguen y el equipo se vea exigido al límite. Aunque según los "expertos", somos los mejores. Si es así, el porqué de tanta centrada, rematada y gol para ganar en los últimos minutos se me escapa.

Florentino con Zidane y Laso
Bien, de toda la vida nos enseñan que el trabajo duro da recompensas, Anna Pávlova, una de las grandes bailarinas del siglo XX dijo "Nadie puede llegar a la cima armado sólo de talento. Dios da el talento; el trabajo transforma el talento en genio". Y un pintor español de cierto prestigio aseveró "La inspiración existe, pero tiene que pillarte trabajando".

No pienso como el pavisoso de Iniesta que los deportistas profesionales tengan que ser un ejemplo para los niños, me bastaría con que en el deporte ganara siempre el mejor y el que más trabajara. Siempre que fuera el Madrid, claro. En breve saldremos de dudas.

Coda final:

Los dos Jakes
“Los dos Jakes” (1990, Jack Nicholson) es la continuación de la magistral “Chinatown” (Roman Polanski, 1974). En ella vuelve a aparecer el investigador privado Jake Gitties (Nicholson) en una nueva y enrevesada trama en la que se encuentra con otro Jake, interpretado por Harvey Keitel, quien le contrata por un aparente caso de adulterio que se complica hasta acabar en una trama de asesinato. Uno es metódico y profesional aunque se vea superado por las circunstancias. El otro es malvado y retorcido, busca el atajo del crimen para lograr sus propósitos, ¿qué Sergio es cada uno? O son los dos iguales en el fondo…



martes, 21 de febrero de 2017

Pongan una casilla en mi declaración de la renta

Buenos días a todos

Presupuestos participativos
Esta vez vengo con una reflexión que descubrí hace poco. Es un tema que ya lleva tiempo dándose situaciones de este tipo y que ha generado encendidos debates sobre que opciones realizar ante el mismo.

En la pagina Change.org existía una campaña de recogida de firmas de unos padres de una niña que había fallecido por cáncer, tras una intensa lucha, para que se pusiera una casilla en la Declaración de la Renta de IRPF y que voluntariamente la gente que la hiciera pudiera destinar fondos a la investigación.  

"Mi hija Paula nos dejó en 2014. Tenía sólo cinco añitos y medio y fue uno de los 100.000 fallecidos por cáncer que hay cada año en España. Paula pasó cuatro años de su vida librando una desigual lucha contra esta enfermedad”. 

Así comienza la petición que ha realizado Inocencio Alarcón Peña para solicitar que se incorpore en la Declaración de la Renta una casilla destinada a la recaudación de fondos para la investigación del cáncer. A día de este post se han conseguido mas de 693.000 firmantes, siendo el primer objetivo es llegar al millón de firmas y al ritmo que van, es una meta muy razonable. Este padre coraje apela a la solidaridad tributaria describiendo el calvario de la enfermedad de su hija teniendo que repartirse los días entre el Hospital Materno Infantil de Málaga y el Niño Jesús de Madrid. “Vivimos y convivimos con la angustia, la desesperación y la esperanza, como muchos otros enfermos de cáncer y familiares”. El padre de Paula Alarcón denuncia que la tasa de muerte por cáncer es muy elevada y que muchos que las superan se quedan con graves secuelas. De ahí la importancia de la designación de fondos a la ciencia para profundizar en sus causas y posibles curas.

Casilla de investigación
Recalca dicho padre en su petición, que no se trata de una imposición, sino de una opción más junto a las casillas de la Iglesia, o Servicios Sociales. “Imaginad lo que podríamos hacer si España diera este paso. Nuestro país se convertiría en un ejemplo a nivel mundial en la lucha contra el cáncer y, al mismo tiempo que salvamos vidas, estaríamos atrayendo talento, permitiendo que algunos de los mejores médicos y científicos lucharan contra esta enfermedad desde nuestro país”

Ahora bien, esta iniciativa que me parece muy interesante, en la comunidad científica no hay unanimidad sobre esta vía de financiación, ya que no todos los científicos están a favor

Leo que hace unos cuatro años, la Federación de Jóvenes Investigadores y la Plataforma Investigación Digna afirmaba para Europa Press que la creación de una casilla por la ciencia en la Declaración de la Renta no era lo más adecuado porque este campo no debiera depender de la caridad, sino de una “financiación fija”, declaraba Amaya Moro-Martín, portavoz de la plataforma. Como acto simbólico, explicaba Amaya Moro-Martín, es un golpe sobre la mesa por parte de la ciudadanía pero la inversión en I+D+I es “una necesidad, no una elección”. La portavoz de la plataforma Investigación Digna se planteaba cuestiones que siguen de rabiosa actualidad, si se añadiese una casilla para la investigación, por qué no para la educación, la sanidad o las obras públicas. En este sentido existe una parte importante entre la comunidad científica que rechaza este tipo de propuestas pues considera que a problemas comunes, soluciones comunes inamovibles, sin fluctuaciones sometidas a la voluntad.

Casillas Iglesia Catolica y Fines Sociales
Partiendo de que entiendo la situación por la que ha pasado dichos padres, la cual muchos diran que hasta que no lo vivas no eres consciente de la misma, y por otro lado entendiendo las aspiraciones de la comunidad científica de recibir una financiación acorde para poder desarrollar su trabajo sin problemas y sin tenerse que ir a otro país, digo yo, ¿porque no se pueden realizar ambas? Es decir partir de una cantidad fija o mínima (nunca muy baja o que sirva de pretexto para bajar el presupuesto dedicado a ello) que se compromete el Estado a que se destine a la financiación de la investigación, y luego a mayores si existe una casilla como la que estamos hablando en el IRPF complementarla con lo que se recaude con lo que la gente pudiera destinar del pago de dicho impuesto.

Por supuesto que esto que me refiero para la investigación para el cáncer, se podría también utilizar para otras opciones, como educación, sanidad, obras públicas, iglesia, ongs, etc., que se destinaran unas cantidades fijas y luego cada cual participaran en la financiación de los mismos con fondos previstos en estas casillas cuando realizan el pago de sus impuestos.

Me parece una buena forma de participar, aunque sea de una forma mínima en la elaboración y ejecución de los presupuestos generales, con tanta publicidad como se le esta dando al gobierno abierto, a la transparencia y participación de los ciudadanos en el conocimiento y funcionamiento de la Administración y el Estado, que mejor idea que sería que pudiéramos elegir que una parte de lo que contribuimos con nuestros impuestos, se pudiera elegir a que opciones de todo lo anterior dedicar (a una, a varias, etc.). Sería una magnifica forma de sentirnos mas participativos en las decisiones comunes.

Y vosotros ¿que opináis?

Un saludo

miércoles, 25 de enero de 2017

Asertividad o el arte de saber decir no

Muy buenas a todos

Tras estar bastante ocupado, como buenos propósitos este año pretendo volver a escribir con asiduidad, así que empezaremos con este post, hablando un poco de una palabra que seguro habreis oído ya que lleva un tiempo de moda, la asertividad, o también conocida como el arte de saber decir no o lo que sientes....

Cuando por el año 2010 hice el Master de Dirección y Gestión de Personas me hablaron de esta palabra, que me era totalmente desconocida. Así que desde entonces, empece a conocerla, a descubrir lo que realmente era y tras una labor de navegación por la red cogiendo ideas os cuento de que va el tema. 

¿Que es la asertividad?

La asertividad es una forma de comunicación que consiste en defender tus derechos, expresar tus opiniones y realizar sugerencias de forma honesta, sin caer en la agresividad o la pasividad, respetando a los demás pero sobretodo respetando tus propias necesidades. 

Una buena definición
Por fortuna la asertividad es un comportamiento que se puede aprender y mejorar. Se trata de una forma consciente de comunicar tus sentimientos sin dejarte llevar por las emociones, y se sustenta sobre la autoestima y confianza en ti mismo. Expresar tus verdaderos sentimientos y defender tus derechos puede ser maravillosamente reconfortante. Cuando dices lo que quieres, independientemente de si lo consigues o no, logras vivir de forma más auténtica y feliz. Tienes la sensación de sentirte libre. 

Ahora bien ser asertivo no significa querer llevar siempre la razón, sino expresar nuestras opiniones y puntos de vista, sean estos correctos o no. ¡¡Todos tenemos también derecho a equivocarnos!!

¿Para qué te servirá ser asertivo?

Como bien indico ser asertivo sirve para exponer a los demás cuáles son tus verdades deseos y necesidades, y para demostrar dignidad, autoconfianza y respeto por ti mismo.

Así las peticiones que hagas desde la comunicación asertiva tendrán más probabilidades de tener éxito ya que estarás pidiendo legítimamente que se respete tu punto de vista. Por ejemplo:
  • Dar tu opinión, hacer una petición o pedir un favor a alguien de forma natural y no como si le estuvieras pidiendo que te perdonase la vida.
  • Expresar tus emociones negativas (quejas, críticas, desacuerdos, etc) y rechazar peticiones sin que los demás se sientan heridos o molestos contigo.
  • Mostrar emociones positivas (alegría, orgullo, agrado, atracción) y hacer cumplidos sin parecer demasiado volátil emocionalmente.
  • Preguntar por qué y sentirte legitimado a cuestionar la autoridad o las tradiciones.
  • Iniciar, continuar, cambiar y terminar conversaciones de forma cómoda y sin la sensación de estar ninguneando o faltando al respeto a nadie.
  • Compartir tus sentimientos, emociones y experiencias con los demás y favorecer que ellos compartan las suyas contigo.
  • Resolver los problemas cotidianos antes de que aparezcan emociones negativas como la ira y el enfado y la situación se descontrole.
Sin embargo hay que advertir, que aun siendo asertivo no lograrás que la gente te quiera, no se enfade nunca contigo, y que te concedan todo lo que deseas. Por mucha asertividad que uses siempre habrá gente que seguirá dándote un no como respuesta si les pides algo que va en contra de sus intereses o valores. Incluso habrá quien te pueda malinterpretar y tomarse tu mensaje como un ataque personal. Nada es infalible!!!

¿Porque somos tan poco asertivos? 

Los que tenemos ya un poco de edad recordamos a nuestros mayores educándonos con que no se les podía contradecir, en un intento de crear una figura de respeto, pero que puede convertirse en una voluntad inconsciente de intentar complacer siempre a los demás para evitar confrontaciones, rechazos, o la sensación de culpa por haber herido los sentimientos de alguien.

Pero junto a la educación recibida, existen también otros factores que determinan que no te comportes habitualmente de forma asertiva.

Porque tienes baja autoestima y auto confianza

La falta de asertividad es un círculo vicioso: cuando no eres asertivo probablemente te sientas menos valioso al ver como pisotean constantemente tus derechos, lo que te convertirá en una persona todavía menos asertiva en el futuro. Recuerda que cuando no defiendes tus derechos o expresas tus emociones, estás invitando a los demás a que te traten de esa misma forma.

Por el significado de ciertos estereotipos en tu vida

Algunos roles están directamente relacionados con conductas no asertivas, como por ejemplo ciertos puestos de trabajo de bajo nivel o el rol tradicional de las mujeres en algunas culturas. Todavía en muchos lugares existe el estereotipo de que las mujeres deben ser sumisas mientras que los hombres deben ser agresivos. La paradoja es que nosotros mismos nos presionamos para actuar conforme el rol que se supone que debemos desempeñar en cada momento: casi todos somos más pasivos y menos asertivos delante del director general que frente el compañero de trabajo con el que compartimos mesa.

Porque estás estresado o nervioso

Cuando estás estresado es habitual sentir que estás perdiendo el control de tu vida. En esas situaciones puedes actuar sin pensar y terminar expresando las emociones de forma muy agresiva o incluso extremadamente pasiva, como si nada tuviera ya importancia. Este comportamiento, de nuevo, alimentará la sensación de ansiedad y probablemente provoque rechazo en los demás, con lo que el círculo vicioso vuelve a alimentarse.
Buena definición

Por tu tipo de personalidad

Mucha gente cree que han nacido más agresivos o más pasivos y que no hay nada que puedan hacer para cambiarlo. Esta afirmación no es correcta del todo. A pesar de que es probable que exista una tendencia natural a reaccionar de una manera u otra, todo el mundo puede aprender a ser más asertivo.
Por tus experiencias anteriores

Como he comentado al principio, mucha gente a aprendido a responder de forma no asertiva por imitación de la conducta de sus padres, amigos o roles de referencia. Si siempre has tenido a tu alrededor personas serviciales y complacientes, o agresivas y hostiles, es difícil que aprendas a reaccionar de otra forma.

Como en toda solución, el primer paso para ser más asertivo es conocer el origen del problema.

¿Que podemos hacer para ser mas asertivos?

A continuación hago una descripción de una serie de de técnicas y herramientas que han demostrado ser útiles para mejorar tu asertividad. Con la aplicación de algunas de ellas veremos como se mejora el resultado.

Reemplaza tus pensamientos negativos

Para empezar es clave que sustituyas los pensamientos negativos que te surgen cuando haces valer tus derechos. Evita pensar cosas como por ejemplo “Soy un mal amigo por no dejarle dinero a mi colega” y cámbialo por una visión más positiva y personal como “Merezco que me respeten y no puedo dejarle dinero a alguien que nunca me lo ha devuelto”. No puedes cambiar tus emociones, pero sí la forma en que las interpretas. Empieza a pensar egoistamente en positivo

Comprende que la gente no puede leerte la mente

Un gran error de la gente pasiva es suponer que la gente sabe qué está ocurriendo en tu interior. Quizás creas que tu jefe sabe que quieres un aumento de sueldo, o que tu novia espera que la invites a una cena romántica, o que tu amigo sabe lo mucho que te molesta que le dejes un videojuego y que luego no te lo devuelva. Si quieres que la gente tenga en cuenta tus deseos y necesidades deberás en primer lugar decir cuáles son, expresándote de una forma en que los demás puedan responder apropiadamente.

Defiende “tu” verdad, no “la” verdad

Hablar de forma asertiva no transforma tu mensaje en la única verdad, pero sí que lo transforma en tu verdad. No existe la verdad absoluta. La verdad es un invento humano. Damos por sentado que determinadas cosas son ciertas para así poder entender el mundo que nos rodea. Cada una de nuestras verdades se fundamenta en nuestras experiencias pasadas y conocimientos. Eso te permite hablar de tus verdades incluso cuando no son ciertas para los demás. Y por ese motivo también debes escuchar lo que ellos tienen que decir. Las verdades pueden ser desagradables, pero ese no es el motivo para no decirlas. A menudo las verdades más duras son las más valiosas. Una verdad que nunca te podrá ser negada es cómo te sientes. Si dices que estás contento, triste o enfadado, nadie podrá discutirte eso, porque sólo tú sabes cómo te sientes.

Recuerda tu objetivo pase lo que pase

Imaginaos que lleváis una temporada poco motivado en el trabajo y decides ir a hablar con tu jefe. Si tan sólo le expones el problema -no te sientes motivado- lo que haces es traspasarle toda la responsabilidad a él. Lo que decida quizás te guste, o quizás no, porque le has dejado libertad para decidir. Para ser asertivo no debes exponer tan sólo las situaciones, también debes dejar muy claro lo que quieres.

Un ciclo que la define
Y ¿que es lo que se quiere?. No es fácil saber lo que se quiere, así que lo recomendable es pensarlo muy detenidamente. ¿Realmente quieres un aumento de sueldo o un proyecto más motivador? ¿Deseas que tu novio no salga tanto con tus amigos o que cuando esté contigo te dedique más atención y cariño? Cuanto más claro tengas lo que quieres, más probable será que lo consigas.

Una vez tengas un objetivo, no te apartes de él. En una conversación tensa es normal que haya ocasiones en las que la otra persona parezca no escucharte, no atienda a tus argumentos o incluso te desprecie. En esos casos recuerda por qué estás allí. Recuerda que has regresado a la tienda a devolver un objeto defectuoso, que has llamado a tu vecino porque su música no te deja dormir por las noches, o que lo que realmente quieres es que tu novia no te ignore cuando está con sus amigas. Tu objetivo es ése, y no ganar la discusión.

Sé siempre lo más concreto que puedas

Además de conocer cuál es tu objetivo real en esa situación, debes ser capaz de transmitir exacta y detalladamente lo que quieres y no una vaga idea general, o la situación probablemente se te escape de las manos. El demostrar el enfado no va a servir de mucho, salvo una falsa sensación de quedarse a gusto, y que puede empantanar el objetivo que nos marcamos. Hay que recordar en todo momento cuál es tu objetivo, por muy tensa que se ponga la conversación, y sé cuanto más específico mejor. Sólo de esta forma podrás defender realmente tus necesidades.

Haz referencia a los hechos y no a tus juicios

Es muy importante que en general te acostumbres a hablar de hechos objetivos y concretos, y no de tus conclusiones. Un ejemplo: “Tu escrito tiene faltas de ortografía y el formato varía en cada página” (hecho objetivo), “Tu escrito es una chapuza” (conclusión). Lograremos que la comunicación sea mucho más precisa y que la gente no se sienta agredida ni juzgada antes de empezar a tratar con el problema.

Añade motivos a lo que pides

Cuando pidas algo que realmente quieras conseguir explica también tus motivos. Dar motivos es una excelente forma de reducir las probabilidades de que te rechacen porque tu interlocutor verá que hay un razón real que sustenta tu petición, y que no es un capricho tuyo.

No discutir por discutir
De la misma manera, cuando alguien te pida algo también estás en tu derecho a negarte sin dar explicaciones. A pesar de que dar un motivo es bueno porque restará agresividad a tu mensaje y proporcionará una explicación a tu comportamiento, también estarás dejando una puerta abierta a que tu interlocutor te lo discuta. Si negarte sin dar explicaciones te parece demasiado brusco, una buena idea es ofrecer alternativas al final de tu negativa:

Siempre que proporciones motivos concretos, tanto al pedir algo como al negarte, conseguirás que tu mensaje sea mucho más convincente y menos agresivo.

Habla desde “ti” y no desde “tú”

Incluso cuando no sea nuestra intención, es habitual que en las conversaciones intensas las demás personas perciban que las estás culpando. Utilizar la palabra “Tú” en tus argumentos puede interpretarse fácilmente como una acusación y entonces, como mecanismo de auto-protección, la gente se cierra y se distancia.

Hablar desde ti (también llamado utilizar “mensajes Yo”) es importante en la comunicación asertiva. Ayudará a expresar tus verdades sin hacer que la otra persona se sienta atacada o se ponga a la defensiva. En lugar de decir “Me has tratado muy mal estos últimos días” puedes decir “Me siento disgustado con la forma en que me has tratado últimamente”. Aunque básicamente estás diciendo lo mismo, lo centras en tus sentimientos en lugar de hacer ver a la otra persona que ha hecho algo mal. La clave es usar “Yo” en lugar de “Tú”, y mantenerse siempre concentrado en el problema que tienes, no en acusar o culpar la otra persona.

Hablar desde ti expresando lo que sientes, crees y opinas en lugar de lo que hace la otra persona conseguirá que tus mensajes sean mucho mejor aceptados.

Contagia tus emociones

Otra de las ventajas de lo descrito en el apartado anterior es que estos mensajes son muy difíciles de discutir porque siempre irán seguidos de una emoción o sensación, y nadie te podrá discutir nunca cómo te sientes. Además, las emociones se contagian al hablar de ellas. Cuando expresas lo que sientes la gente empatiza contigo porque conoce la emoción a la que te estás refiriendo.

La gente tampoco suele ser consciente de las consecuencias de sus acciones sobre el estado emocional de los demás. Describir tus emociones probablemente sorprenda a muchos y les haga reflexionar. Decir “Me siento muy desilusionada cada vez que me prometes algo y lo incumples de nuevo” es mucho más asertivo y te permitirá mantener una conversación más productiva que con un “¡Nunca cumples tus promesas!”.

Describir con precisión tus emociones te ayudará a que la gente empatice más contigo y se muestre más receptiva a tus peticiones.

Reduce tu estrés con el lenguaje corporal

¿Os suena la serie “El encantador de perros”? En ella, el entrenador canino César Millán muestra cómo educa perros. Pero la realidad es algo distinta: César no adiestra perros, sino que entrena a sus amos para ser líderes. Y gran parte de lo que se aplica a los perros también puede aplicarse a los humanos. El aprendizaje fundamental de César es que los perros son animales de manada y están preparados para seguir a los líderes más asertivos, los que no pierden la calma con facilidad. Enseña a los dueños a comportarse de esta forma, ya que su anterior conducta nerviosa se contagiaba a los animales.
Sugerencias utiles

En los hombres ocurre lo mismo. Debido a que las emociones son contagiosas, si quieres comunicarte de forma asertiva deberás transmitir también eso con tu lenguaje corporal. 

En un estudio realizado en 2010 en estudiantes y hombres de negocio en las universidades de Harvard y Columbia descubrieron que los líderes más efectivos presentaban altos niveles de testosterona y bajas concentraciones de cortisol en su sangre. Los niveles altos de testosterona están relacionados con una mayor asertividad, mientras que cantidades elevadas de cortisol se asocian con el estrés y el nerviosismo. Los líderes presentaban más testosterona y menos cortisol que el promedio de participantes.

Pero lo que vieron a continuación fue más sorprendente, ya que descubrieron que es posible modificar los niveles de estas hormonas en sangre gracias a la propiocepción o vía de doble sentido entre el cerebro y los músculos. En concreto, encontraron un tipo de posiciones, las llamadas Posturas de Poder, capaces de incrementar la producción de testosterona y reducir los niveles de cortisol.

Las Posturas de Poder son aquellas que hacen tu cuerpo tan grande como sea posible, como la posición que adoptan los deportistas cuando ganan una competición (brazos levantados, pecho hinchado, cabeza ligeramente hacia arriba y boca abierta) o las personas cuando están orgullosas (manos apoyadas en la cintura, piernas separadas, mentón hacia arriba). Estas posturas son innatas: ¡¡¡las adoptan incluso los atletas ciegos pese a no haber visto nunca a nadie hacerlas!!!

Lo que el estudio reveló es que mantener una postura de este tipo durante dos minutos podía alterar la producción hormonal y hacer que la gente se comportara de forma más asertiva.

Por lo tanto cuando quieras ser asertivo no te encojas ni empequeñezcas tu postura. Mantén una postura corporal firme y calmada, sin mostrar debilidad a tu interlocutor ni, sobretodo, a ti mismo.

¿Como sería el mensaje asertivo perfecto?

Varias investigaciones han demostrado que para conseguir la máxima asertividad debes usar la comunicación subjetiva para describir lo que ocurrirá si todo sigue igual, y a continuación presentar tu propuesta.

Las 4 fases son las siguientes:
  • Los hechos. Primero describe la conducta de la otra persona. La conducta puede ser positiva o negativa, según si pretendes agradecer algo o expresar tu descontento. Recuerda que debes hablar de hechos y no de juicios, y ser lo más específico posible.
  • Tus sentimientos. Ahora explica cómo te hace sentir esa conducta. ¿Frustrado? ¿Triste? ¿Satisfecho? Habla desde ti y de tus sentimientos, e intenta mantenerte calmado.
  • Las consecuencias. Describe las consecuencias de que tu interlocutor siga manteniendo esa conducta. Aquí también puedes añadir los sentimientos que prevés experimentar, cómo ese comportamiento afectará a otras personas o situaciones, o dar más detalles de esa conducta.
  • La solución. Finalmente explica concretamente los cambios que quieres que se produzcan en el comportamiento de la otra persona. De esta forma la gente podrá responder de forma pro activa, al contrario de si tan sólo expusieras un listado de tus problemas sin sugerir soluciones.
Un ejemplo de lo descrito seria : “A menudo entregas tus proyectos tarde (conducta) lo que me molesta bastante (cómo te sientes) porque da la sensación de que todo el departamento es muy desorganizado (consecuencias). Quiero pedirte que a partir de ahora seas puntual en la entrega (solución).
La clave
Aplicar la asertividad al día a día

De la misma manera que si estuvieras aprendiendo a montar en bici no te tirarías cuesta abajo por el Kilimanjaro, con la asertividad también debes practicar en situaciones menos comprometidas antes de aspirar a metas más altas. Primero con situaciones de riesgo bajo donde ganaremos confianza, aumentando progresivamente con el tiempo a logros mayores.

Cuando hayas hecho de la asertividad un hábito, te preguntarás como es que has sobrevivido hasta ahora sin usarla. Y luego ya no te harán falta estrategias porque empezarás a sentirte cómodo diciendo lo que piensas. Por que decir lo que piensas es lo natural.

Recordad que habrá muchas ocasiones en las que no tengas éxito. Es muy normal y lógico. La clave está en no venirse abajo y volver a intentarlo con más ganas. No es el miedo al rechazo lo que separa la gente con mayor o menor confianza, sino cómo reaccionan a él.

La asertividad, finalmente, tiene un maravilloso efecto sobre la propia autoestima, convirtiéndose en uno de sus motores. Cuanto más te respetes a ti mismo, más te respetarán los demás, y ése es, en realidad, el objetivo final de la asertividad.

¡A aplicarlo!

Un saludo

sábado, 31 de diciembre de 2016

A Christmas Carol (por Jesus Moreno)


A Christmas Carol
Una fuerte ráfaga de viento abrió las ventanas y sopló las velas que iluminaban las oficinas del estadio. La situación económica era tan delicada que meses atrás el presidente había decidido que nadie podría trabajar con luz eléctrica más allá de las seis de la tarde. De pronto todo había quedado a oscuras y en silencio. La luz de la luna permitía proyectar las sombras de los objetos con los que se topaba describiendo sobre la pared tenebrosas figuras.

Los trabajadores de la entidad habían cogido vacaciones tras el último partido de Copa, y Carlos Suárez se encontraba en su despacho, solo, ultimando las últimas cuentas antes del cierre del ejercicio de un pésimo año en segunda. Uno más, pensó, y ojalá hayamos tocado fondo. Escuchó como la puerta se abría y se volvía a cerrar. Será otro golpe de aire, se dijo así mismo como buscando consuelo antes de que la situación le atenazara por el miedo, para proseguir con el sudoku en el que se había convertido cuadrar la balanza de pérdidas y ganancias. Pero no. Al abrir y cerrar de la puerta le siguió el sonido de pisadas acercándose a su puerta, levantó la mirada de los papeles, la dirigió al fondo del pasillo pero no halló nada. Entonces apareció él. Carlos Suárez gritó aterrado ante lo que estaba viendo. Levitando un par de palmos sobre el suelo, luminoso, tenía el mismo aspecto que la última vez que coincidió con él hacía unos cinco o seis años, antes de que sus caminos se separaran para siempre. “—¿Eres…?” —inquirió el presidente mientras recomponía la postura. “—Sí, soy —le respondió la espectral figura. Te has equivocado, Carlos. No digo que tengas falta de pericia ni mala fe. Pero las cosas no te están saliendo. ¿Ves mis cadenas? Me veo obligado a llevarlas por los errores que cometí en el pasado, a cargar con ellas, a ser un alma en pena, a purgar por todas aquellas equivocaciones voluntarias o no, en las que caí antaño.” ¡Paparruchas!, interrumpió Suárez. “—¡El Real Valladolid está mal, es cierto! Pero yo lo salvé cuando nadie más creía en él. Yo puse el dinero. ¡Es mío!”
Ultimando cuentas

“—Esta noche te visitarán tres espíritus, el del Real Valladolid de las navidades pasadas, el de las presentes y, por último, el del Real Valladolid de las navidades futuras. Espero que te ayude a reflexionar, pero si no lo haces, me alegrará que me ayudes a portar estas cadenas durante toda la eternidad, por los viejos tiempos” y diciendo eso, aquel fantasma abandonó las oficinas.

Cuando Carlos Suarez llegó a su domicilio todavía se encontraba conmocionado por aquel avistamiento. No dejaba de dar vueltas a aquellas últimas e inquietantes palabras. Tres espíritus visitarían al presidente para ayudarlo a reflexionar… Llegaron las doce de la noche que retumbaron en toda la casa, y justo después de la última campanada un viento helador recorrió la estancia. El presidente, que no había podido conciliar el sueño preso de los nervios, estaba expectante, inquieto, empapado de su propio sudor. De pronto, hizo aparición en la habitación en la que se encontraba un espectro de aspecto infantil, casi angelical. Vestía con la misma blanquivioleta con la que Moré levantó el único título oficial del Real Valladolid, la Copa de la Liga, allá por unos lejanos, casi olvidados, años 80. “—Abrígate —ordenó— tenemos que salir y en Valladolid, en esta estación y a estas horas, hace muchísimo frío.” Casi sin darse cuenta, el presidente y aquella aparición aniñada, se encontraban en la Plaza Mayor, en medio de la celebración de la última vez que el equipo consiguió jugar en Europa. Vicente Cantatore se dirigía desde el Ayuntamiento a los miles de aficionados que allí coreaban su nombre. “—¿Sabes lo que le ocurrió a aquel entrenador? Fue destituido unos pocos meses después. Y ahora mira -prosiguió aquel fantasma.” El escenario permaneció inmóvil pero los protagonistas cambiaron. Ahora se celebraba un nuevo ascenso, el del Valladolid de los records. José Luis Mendilibar sonreía, emocionado, desde lo alto del balcón. “—¿Y ahora, sabes lo que ocurrió con este otro preparador?”. “—¡Paparruchas! ¡El equipo se le había ido de las manos, había perdido toda su autoridad sobre aquel vestuario! -se justificó, enfadado, el señor Suarez.” Y casi antes de que acabara la última palabra, se encontró de nuevo en su habitación.

Copa de la Liga
Sin tiempo de asimilar todas las experiencias que estaba viviendo en aquella noche espectral, el presidente recibió una nueva visita. Un fantasma de aspecto gordo y grasiento, como si la molicie se hubiera apoderado de él en una vida anterior, hizo aparición en la habitación del presidente. “—Acompáñame, tengo que mostrarte algo”. Aparecieron en el autocar de regreso de un grupo de aficionados que habían acudido a animar al equipo en un reciente desplazamiento. ¿El resultado? Bueno, el resultado era lo de menos. El Pucela había caído, otra vez, dando mala imagen, ora vez, y el pozo de la Segunda División B cada día se veía más cercano. Sus caras eran las mismas que tendrían de haber estado en un funeral y su sensación, qué ironía, era el de estar contemplando precisamente eso mismo, las pompas fúnebres del Real Valladolid. A pocos kilómetros de allí, los componentes de la plantilla, sin embargo, regresaban con el rostro más relajado. El nivel de exigencia desde la institución y desde la propia ciudad había descendido tanto que en el ánimo de aquellos jugadores no había espacio para la sensación de culpabilidad, de orgullo o de amor propio.

Sin solución de continuidad, el presidente recibió la tercera visita, tal y como le habían anunciado. El Real Valladolid de las navidades futuras no era otra cosa que una representación de La Parca. Silenciosa se dedicó a señalar los lugares más característicos del club blanquivioleta. Ese último espectro extendió el brazo e indicó la posición donde antaño se ubicaba el estadio José Zorrilla. Ya no estaba. En su lugar una Administración había decidido cumplir una promesa electoral levantado un centro de interpretación o un museo dedicado a algún producto autóctono, Suarez no supo diferenciarlo bien. “—¿Y el equipo, dónde juega ahora?”  —preguntó curioso Carlos Suarez. No hubo respuesta. El fantasma elevó el brazo y señaló unos campos de hierba artificial cubiertos por la niebla, de entre la espesura pudo adivinar unos vetustos vestuarios y un pequeño bar al fondo y, por fin, el nombre de aquel club. Atlético Ciudad de Valladolid F.C.


El final del cuento de Charles Dickens lo conocemos todos. El del Real Valladolid aún está por escribir.

El futuro 

Jesus Moreno es colaborador del Norte de Castilla en la columna "A banda cambiada"